¿Cuales Son Los Pasos Para Emprender Un Negocio?

Comenzar un negocio es una travesía que demanda dedicación y alta resiliencia; más allá de todos los sueños y aspiraciones que nos empujan a emprender la empresa de nuestros sueños, debemos tener muy claro que con solo pasión y motivación no será necesario. Debemos dejar a un lado la idea de ser siempre emprendedores, para en el proceso convertirnos en grandes empresarios. Pensar como empresario desde un principio te ayudará a realizar todo con estrategias orientadas al éxito de tu negocio, tomando así decisiones basadas en los números y no en la emocionalidad.

La herramienta más importante para los emprendedores y empresarios siempre ha sido el conocimiento; formarse para entender cada proceso que se realiza en nuestra empresa o negocio.

Si estás a punto de lanzarte a emprender, acá te dejamos los pasos con los puntos más relevantes que deben ser muy bien cuidados durante el proceso de formación de un negocio o empresa:

 

1.- Observa tu alrededor.

El primer paso para desarrollar un negocio exitoso es definir qué necesidad se está resolviendo. Por ello, es bastante importante que dediques tiempo a observar cómo se comportan los consumidores y de qué manera podrías ofrecerles más comodidad. Otra forma de encontrar ideas de negocio es saliendo de tu zona de residencia; observa cuales negocios son los más exitosos en esa ciudad que visitas y chequea si hay algo similar en la tuya. De no haber nada similar, podrías estudiar la idea de llevarlo a cabo en tu localidad.

 

2.- Fórmate como empresario.

Como lo dijimos anteriormente, la herramienta fundamental para los empresarios y emprendedores es el conocimiento. Al principio es muy común que tengas que desarrollar muchas roles en tu negocio, unos más distintos que otros, pero la similitud que conecta a todos estos es que tu trabajo debe ser excepcional para que los resultados tengan la misma calidad.

En pro de esto, es ideal que te tomes tiempo para aprender de todo un poco; desde finanzas, hasta marketing; cursos, talleres, conversatorios, podcasts, webinars, mentorías; todo lo que puedas aprender será siempre ganancia para ti y para tu empresa, ya que esto te permitirá gestionar de manera más eficaz los procesos de la misma, concluyendo así en un crecimiento bien estructurado.

 

3.- Define cómo funcionará tu negocio.

Después que hayas identificado tu idea y te hayas formado lo más posible en cada área, es momento de pulir cada detalle. Para esto haremos un plan de negocios, que no es más que asentar todo en papel para tener una idea más clara; desde quienes son tus clientes, hasta qué herramientas son necesarias para desarrollar tus productos o servicios. Esto te ayudará a identificar en qué áreas del negocio posiblemente tendrás debilidades y cómo podrías solucionarlo.

Un modelo de negocios muy utilizado últimamente es el “Canvas Business Model”, que intenta ordenar tu idea en 9 bloques estratégicos, para que así puedas ver todo asentado en una sola hoja. Acá te dejamos un video explicativo, para que lo apliques a tu idea de negocios:

 

4.- Fondos suficientes.

Algunos negocios requieren de una inversión inicial para poder comenzar sus operaciones, si este es tu caso, es super importante que definas cómo los obtendrás. En el caso que ya lo tengas, gracias a tus ahorros personales, no hay de qué preocuparse. Pero si no, puedes plantearte la idea de pedir prestado a un familiar o a un amigo cercano, en este aspecto es importante que ambos sean muy claros con las condiciones del préstamo, para que así no haya ningún altercado.

Por otro lado también puedes recurrir a los bancos o a las instituciones competentes, según sea tu país. Pero para ello es necesario que hayas trabajado un poco tu histórico crediticio, para que los banco o instituciones puedan evaluarte y darte ese impulso que tanto necesitas.

También ten en cuenta que no es necesario que solo dependas de un solo financiamiento; es válido que mezcles dos créditos para lograr tu cometido.

 

5.- Considera un compañero/a.

Existe la posibilidad de que no tengas que resolver todo tú solo; considerar un socio puede ser una pieza clave para tu emprendimiento, ya que la carga no solo iría sobre tus hombros. Los socios pueden aportar desde financiamiento, hasta experiencia a tu negocio. El único lado negativo de esto es que tendrás que ceder parte de los derechos de tu organización, pero hay un sinfín de posibilidades positivas, como por ejemplo la variedad de opinión y visión.

Si crees que un socio es importante para tu negocio, acá te dejamos un artículo en el que hablamos sobre cómo elegir correctamente un socio.

 

6.- Identidad y audiencia.

Tu negocio está a punto de salir a la luz, evaluaste cada punto de su estructura y ya crees que está listo para que todos lo conozcan. ¿Qué le falta? La respuesta es: Una cara. Para que tu negocio sea memorable y recordado es necesario que este tenga una identidad; define un logo que represente la personalidad negocio, acompañado de unos colores que subliminalmente comuniquen lo que quieres transmitir. A eso puedes agregarle un eslogan, y ya tu marca estará lista para ser vista.

Una vez vestido es necesario darle alcance; que la gente lo vea, reconozca y se enamore. Actualmente hay muchísimos canales para anunciar productos y servicios, bien sea a través de medios tradicionales, como lo son la radio y la TV, o medios 2.0 (las redes sociales y páginas webs). Lo importante al momento de darte a conocer es comunicar claramente por qué el cliente necesita tu producto y qué es lo que te diferencia de los demás. Si tienes eso bien definido, no habrá nada que te detenga.